Archivo de la etiqueta: de rusia con amor

tolerancia

la profundidad de tarkovsky, que hizo su reputación, es muy patente en stalker. aquí todo es profundo: no hay diálogo que no hable del altruismo del arte, la fe de los intelectuales, la felicidad, la miseria y otras realidades genéricas. acordemente, el esquema de proyección es “muy particular” o “particularmente irritante”, según lo introduce el simpático inglés geoff dyer: la veremos de a tronchos de media hora; entremedio un panel “estelar” irá haciendo la exégesis.

terminado el primer fragmento, descubrimos que los invitados hicieron la tarea. walter murch (montajista de coppola entre otras mil cosas) trajo una cita de principios del XX: al referir la primera filmación hecha desde un tren, el reseñista habla de “contener el aliento”, de una expectativa trascendente y de fe; y nosotros acabamos de ver a los tres protagonistas —el stalker, el profesor y el escritor— lanzarse en trolley sobre una vía abandonada. phillip lopate (escritor y crítico de cine) nos habla de la fotografía, bellamente expresionista en la primera parte, y elogia algunas destrezas narrativas. los otros tres aportan disgresiones o intensidades.

en la segunda parte asistimos por fin a la supuesta lentitud tarkovskiana: ni es tanta. los planos se alargan, y para evitar el recurso fácil de hacer símbolos (en el que nunca cayó, nos recuerda un panelista reivindicativo), tarkosvsky nos introduce en las profundidades del alma humana mediante el diálgo sobre las profundidades del alma humana. geoff dyer está extático. los otros tres (michael benson, dana stevens, francine prose) intentan darle argumentos para que se explique tanta emoción. murch propone un paralelo interesante entre ésta y apocalypse now, que él editó, pero enseguida se entusiasma y nos cuenta anécdotas de rodaje, fantasías de coppola, y otras cosas que más bien nos alejan de la profundidad de tarkovsky. lopate pone su cara de moishe desconfiado, no queda claro por qué.

nos dejan ir al baño: 15 minutos.

al volver nos dan de corrido casi una hora. acá todo eclosiona: durante casi media, en un cuarto en ruinas, los personajes se preguntan metacosas; el tono es grave o gravísimo, aunque hay toques de comedia. cuando se enciende la luz, geoff refiere un plano del perfil de la hija supuestamente deformada del stalker. pensamos que camina, pero un momento después vemos que el papá la lleva en los hombros. “es la escena más conmovedora del mundo en cualquiera arte”, nos dice geoff. murch le responde con una disgresión: en los 80 vio a scorcese hablando milagros de una escena de the searchers. marty (así lo llama) estaba al borde de las lágrimas, pero cuando pasaron la escena murch quedó frío: “what? viste todo eso en esto?”. pausa dramática; “lo que quiero decir”, siguió, “es que algo de ese orden ocurre también acá…”. “es taaaaan rusa”, dice lopate: “cuatro tipos en un cuarto hablan de lo miserable que es la vida… es el lado chejoviano de tarkovsky, supongo. pero no sé si el texto está a la altura…”. ahí geoff nos sorprende: “justamente al verla ahora de nuevo me impresionó lo débil que es el texto”. geoff ha escrito este libro sobre stalker, recién publicado. y: “it’s a little heavy”, reconoce dana stevens.

vemos el final: unos veinte minutos. en esta sección el stalker, al borde del ataque de nervios, nos dice que “a los intelectuales se les ha atrofiado el órgano de la fe por falta de uso” y que “tienen los ojos vacíos” y que ya “nadie cree”. “se trata evidentemente de una película muy construida, lo cual quiere decir que se presta a muchas interpretaciones. se pueden decir infinitas cosas sobre esta película, cada época puede decir cosas nuevas y diferentes… y la película las tolera todas, las tolera bien. y eso seguramente es un clásico, una película de la cual se puede decir infinitas cosas”, nos dice murch, que no logra sin embargo articular ni una sola. ahora parece que lopate estuviera realmente sentado en un barcito de Once viendo pasar la gente; dice: “yo soy uno de esos intelectuales escépticos y con los ojos vacíos…”.

pobre geoff. es el peligro de invitar amigos a comentar tu película favorita…

Anuncios
Etiquetado , ,