Archivo de la etiqueta: farmacología del arte

caricias

ah, el artista moderno, qué ternura. en el retrato de iris clert de rauschemberg (“esto es un retrato de iris clert si lo digo yo”) se siente el aliento ácido de la institución artística —inmensa, omnipresente— cuando se inclina sobre el cuerpo diminuto del artista, lo acaricia con sus innumerables yemas y le susurra al oído: “nadie más que tú, mi querido”. y: “duérmete ya, tesoro; y no olvides tomar la pastillita, o te darán pesadillas”

Anuncios
Etiquetado ,